¿QUÉ PASA CUANDO CAMBIAS DE NOMBRE Y AL MISMO TIEMPO TE ENREDAS CON TODO LO QUE TIENES POR DELANTE?

¿QUÉ PASA CUANDO CAMBIAS DE NOMBRE Y AL MISMO TIEMPO TE ENREDAS CON TODO LO QUE TIENES POR DELANTE?

Este fue el día de Muñoz

Andrés González cambió de nombre a Muñoz hace algunos años. 

Todo sucedió cuando fuimos a un torneo de tenis de nuestras esposas y debido a nuestro comportamiento de barras bravas de estadio de fútbol, su suegra se nos acercó y le dijo: te estás comportando como Muñoz, un guache famoso de los torneos de tenis.

Muñoz se quedó.

Apenas esta semana Muñoz me escribe preguntándome cómo utilizar la gestión por objetivos OKR´s para integrar los diferentes retos que uno tiene en su vida personal con los de su vida profesional, y en todos conseguir ser exitoso.

En su caso el Fondo Monetario Internacional, la guitarra a nivel Slash, correr cada vez más rápido, montar en bici y la familia.

Yo vivo una situación similar, mi empresa, también la guitarra, comparto el objetivo con Muñoz de tocar como Slash, correr, el recientemente retomado fútbol, el golf y la familia.

Lo primero es definir el propósito: “Por qué queremos hacer todo lo que queremos hacer? ¿Cuál sería nuestro propósito de vida?”.

No me voy a detener en la construcción del propósito. En un artículo anterior hablábamos de la construcción del propósito: https://neting.co/la-diferencia-entre-el-proposito-y-la-propuesta-de-valor/

Encadenado al propósito, debemos definir objetivos. Utilicemos lo que tenemos en común Muñoz y yo. 

 EL OBJETIVO

Uno de nuestros objetivos es tocar la guitarra como Slash.

Para nuestro propósito, definamos máximo cinco objetivos. 

Aquí solemos cometer muchos errores, nos llenamos de objetivos tratando de cubrir cada rincón de nuestras empresas. Los objetivos deben ser binarios, debemos poder claramente saber si lo logramos o no.

Una tarde de Domingo tomando un café con mi esposa, me preguntó sobre mis OKR´s, los de mi empresa. Tenía tres objetivos establecidos. Su primer comentario fue: “no estás midiendo esto, podrías trabajar en aquello, te falta esto…”

Aquí es donde empezamos a fallar, lo perfecto no es que sea enemigo de lo bueno, el verdadero problema es que lo perfecto no se ejecuta. No traten de hacerlo todo, los grandes gerentes saben qué hay que priorizar, definan en qué, lo miden y lo gestionan. 

Una vez lo logren chulear, van por el siguiente.

Volvamos a mi Gibson.

 LOS RESULTADOS CLAVES

A partir de nuestro objetivo de “tocar como Slash”, el paso a seguir es establecer los resultados claves con los que vamos a saber si vamos o no en el camino correcto. 

Deben ser de tres a cinco, los resultados claves es el “cómo” lo vamos a hacer.

  1. Tomar dos clases con José por semana.
  2. Practicar dos sesiones a la semana, cada una de una hora y treinta minutos.
  3. Una sesión semanal de 30 minutos de “caiga en la nota” (escuchar canciones y determinar por que nota se toca esa canción).
  4. Una vez por mes, tocar con otra persona. Este realmente se divide en dos, primero conseguir quién y después el cómo lo vamos a hacer.

 LAS TAREAS

Ahora, lo más fácil de definir y que termina siendo lo más importante.

Establecer las tareas, que son el “cuándo”. Las tareas son los resultados claves plasmados en la agenda. 

Tengo un amigo que tiene escrito en su agenda la hora en la que saca el perro a pasear. 

Cuando lo vi la primera vez me pareció exagerado y chistoso, chistoso porque la agenda la tenía en un papel en la billetera, pero cuando empecé a implementar los OKR’s me hizo todo el sentido del mundo.

Lo último que supe es que lo seguía haciendo, pero ya en el celular.

Cada clase con José debe ir en nuestra agenda, la misma del trabajo, de las reuniones de negocios, la misma donde colocamos los eventos familiares, la misma donde anotamos las citas odontológicas.

Lo mismo sucede con las sesiones de práctica, el ejercicio de caiga en la nota y el tocar con otra persona, todo en la agenda.

Termino contándoles la herramienta que yo uso para controlar el avance. Se llama Perdoo, la consiguen en https://www.perdoo.com/que

Como la gran mayoría de herramientas tiene una versión gratuita, a mi me funciona muy bien. Sin embargo, me agrega tanto valor que en cualquier momento me pasaré a la versión premium.

Le voy a proponer a Muñoz que cuando venga a Colombia toquemos juntos, de entrada, va el reto de que publiquemos los vídeos suenen como suenen. 

Puede ser un buen gancho de marketing, no falta que alguno de ustedes decida contratarme para que los respalde en la consecución de sus resultados y llevarlos a un siguiente nivel cuando vean que no tengo ningún futuro en la música.

Un abrazo,

Miguel Andrés Rozo
CEO netING
mrozo@neting.co
www.neting.co
www.flow.page/mrozo

 

«Busco acabar con el empirismo en la gestión, para que las empresas dejen de depender de los vaivenes del mercado y asuman el control de sus resultados en ventas»

Compartelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Relacionados