CUANDO ME BOTARON DEL CORO DEL COLEGIO

CUANDO ME BOTARON DEL CORO DEL COLEGIO

La esposa de un amigo, una muy linda persona, me invitó esta semana a conversar en su empresa acerca del talento.

Más allá del honor que sentí por la invitación, no solo por la charla, más importante aun por ser participe de este crecimiento que se esta construyendo, esas ganas de brillar.

Pero volvamos a la historia.

¿Cuál historia?

La que les voy a contar acá, que fue la misma que conté en esta invitación.

Jorge Valdano, campeón con Argentina en el año 86, soltó una frase que me encanta:

“El fútbol es lo más importante dentro de lo menos importante”

Así que la historia comienza con 2 lutos que yo tuve, que para mi fueron importantes, pero que están enmarcados dentro de la categoría de Valdano, de las cosas menos importantes.

El primero, cuando me di cuenta, no es que antes no lo supiera, de que no iba a ser jugador de fútbol profesional.

La segunda cuando asumí que no tenía ni el oído, ni la motricidad fina para tocar una guitarra eléctrica, me han gustado siempre.

Si hubiera nacido en esta época, me la hubiera pasado en terapias de motricidad fina.

Peor aún, cuando estando en el colegio, quise ingresar al coro, y antes de acabar el bimestre, el profesor me dijo un lapidario: No puede ingresar más al coro, usted no tiene talento musical.

Dígame Sr. Rozo, ¿Qué nota quiere para que no vuelva?

Dieeeeezzzz, respondí como con timidez. Todo tiene sus ventajas, promedio al alza.

30 años después, en mi cumpleaños, estando en un picnic en un parque, entré en reflexión, si yo puedo correr las maratones más importantes del mundo, en las mismas vías de los atletas profesionales, con el mismo publico y con la misma medalla; claro que puedo a punta de disciplina aprender a tocar guitarra eléctrica.

No es que le vaya a ganar a los keniatas, ni que Nike me vaya a patrocinar, es más, me toca pagar por esto.

Tampoco que vaya a ser Cerati o que vaya a llenar el Campín con una multitud que vaya escuchar mi guitarra.

Pero se puede.

Y como se puede, me compré una guitarra y arranqué.

Aprendí, que tanto el talento como las habilidades se construyen.

Que se puede ser bueno en lo que queramos, fácil no es, pero se puede.

Que lo único que se necesita es pasión, sumado a una metodología y disciplina en la ejecución.

Que, si nos apoyamos en alguien que nos acompañe en el proceso, va a ser más fácil y mucho más rápido.

Que es importante aprender a disfrutar el proceso. Es lo mejor de todo.

Seguramente no vamos a llegar al nivel de Messi o Cristiano, pero vamos a tener el nivel suficiente para agregar valor, y agregarnos valor a nosotros mismos. Se puede, claro que se puede.

Un abrazo, feliz Viernes.

https://larevolucionblanda.com/

Miguel Andrés Rozo.

netING – Disciplina en la Ejecución

«Te imaginas tener el respaldo de un amigo que te oriente y proteja para vender más y mejor, negociar aumentando el beneficio sin dañar las relaciones, y comprar de manera eficiente con conexión financiera, pues ese soy yo, eso es netING. SE PUEDE»

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Relacionados

METÍ LAS PATAS CON TODO

En el podcast que tenemos con Andre Lievano, llamado doERs, quienes ejecutan su conocimiento, entrevistamos a Robbie Frye. Si no lo conocen, les recomiendo escuchar

Leer más

2 CONSEJOS DE ÚLTIMA HORA EN VENTAS

Son muchas las personas que no planean sus reuniones cuando tienen oportunidades comerciales. Los llama un cliente buscando revisar una cotización, queriendo conocer sus productos

Leer más