CUAL ES EL VERDADERO COSTO DE UNA PRESENTACIÓN QUE NO ES EFECTIVA

CUAL ES EL VERDADERO COSTO DE UNA PRESENTACIÓN QUE NO ES EFECTIVA

¿Con cuantas presentaciones inefectivas nos encontramos?

 

¿Cuántas presentaciones inefectivas hacemos o vemos que se hacen en nuestros equipos de trabajo?

 

Arranquemos haciendo énfasis de por qué es importante que todos reflexionemos y empecemos a hacer que nuestras presentaciones sean realmente efectivas. Son 2 razones: Por que puede ser la única oportunidad que tengamos de estar ante determinadas personas. Si no somos efectivos, matamos nuestra oportunidad. Por que cuesta mucho dinero. Sumen los salarios por hora de cada asistente, más el presentador y van darse cuenta de la cantidad de dinero que estamos perdiendo. Sin mencionar lo que estamos dejando de producir por estar ahí.

 

En mi opinión, el origen de las malas, o muy malas presentaciones, está en los colegios o universidades. Era allí donde se nos exigía que teníamos que mostrar que sabíamos, más era mejor. A nivel de negocios y empresas, hay que ser simples, ser efectivos, concentrarnos en un único objetivo y hacer que la audiencia lo encuentre en la presentación.

 

Foco.

 

 

Es tan recurrente el tema que en internet hay un tópico “Dead by powerpoint” debido a que es más común de lo que pensamos el hecho de las presentaciones inefectivas y como son muchas más las personas que no lo hacen bien y que tienen una oportunidad muy grande por delante para la consecución de sus objetivos.

Preparar una presentación sin el público en mente es como escribir un discurso de amor empezando con: “A quién le pueda interesar”. –Ken Haemer-

Podría contarles innumerables historias de muchas presentaciones que no cumplieron con ningún objetivo, tampoco mataron a nadie, pero posiblemente si durmieron a varios, con toda seguridad durmieron los intereses de que se dieran los negocios. Prefiero enumerarles cuales son las características de una presentación de este tipo:

 

– Creer que el power point es la presentación, cuando no es más que un apoyo visual.

 

– Apoyos visuales recargados.

 

– Información que no se entiende. Necesitamos la visión de Superman para lograr ver los números.

 

Exceso de información. – Un mensaje pensando en lo que nosotros hacemos y no en lo que quiere nuestra audiencia.

 

– Sin orden y estructura.

 

– Llenas de rigidez, sin pasión.

 

Mal manejo del tiempo.

 

– Sin planeación.

 

– Las transiciones no se perciben.

 

– No se practican.

 

– Sin diseño.

 

– Pensar que hacerlas complejas es hacerlas interesantes.

 

¿Suena un tema menor?

 

Saber hacer buenas presentaciones abre más puertas de las que puedas creer.

 

Lo vivimos con quienes hemos entrenado. Este tipo de mensajes son los que nos llegan de nuestros entrenamientos y conferencias:

 

Iván Mora:
“Me gustó el entrenamiento de Presentaciones Efectivas debido a que los tips aprendidos son muy fáciles y prácticos para usar en el día a día, los ejemplos mostrados ayudan a poner en contexto las diferentes situaciones que a veces tenemos al momento de hacer una presentación”
Los resultados se empiezan a ver al día siguiente. Para entrar en contacto conmigo 👇👇👇

 

https://flow.page/mrozo

 

Un abrazo,

 

Miguel Andrés Rozo
CEO netING
mrozo@neting.co
www.neting.co

 

 

«Ayudo a dueños y gerentes de empresas de negocios B2B a lograr resultados y crecimientos sostenibles, sin esos planes de acción y capacitaciones eternas que nadie ejecuta, creando sistemas para su empresa, que respaldan su gestión comercial y de negociación»
­

Compartelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Relacionados

Andrés Pérez

Tener las razones correctas

¡Me volví fanático de los podcasts! No tengo muy claro cuando, podría ser en el momento en que estuvimos en cuarentena y para poder correr

Leer más