Lo que hago es ejecutar a tu lado, el aprendizaje se da en la ejecución, por y para tus resultados en ventas

«El mercado no te da su dinero por tus productos o servicios, te da su dinero por el valor que tu le entregas, a través de tus productos y servicios».

Aquí es donde está la diferencia.

¿Saben qué prometí cuando me enteré que iba a ser Papá?

Jamás voy a sobornar a mis hijos…..


Llegó el día de hacerlos hinchas de mi equipo de fútbol y con eso rompí mi promesa.


Ser hinchas de mi equipo les daba derecho a comer lo que fuera en el estadio y era el único lugar donde podían repetir las palabrotas que oían.


Cuando Martín, el menor, tenía 6, un Domingo me levantó muy temprano ¿Papá, nos podemos ir ya para el estadio?
Le respondí, después de tu clase de natación.


Salió de la piscina, ¿Ya?. Dije: Almorzamos y nos vamos.

Nunca almorzó tan rápido. Ni hoy que tiene ya 10.

Camino al estadio ¿Ya vamos a llegar? ¿Cuanto falta? Eso más de 20 veces.


Mi corazón venía lleno, lo logré. Les inculqué los colores, el orgullo por la historia, por sus jugadores, por la camiseta, por la hinchada.
Cuando comienza el partido, Martín me pregunta: ¿Ya Papá?.

Le respondí que sí.

Se paró en la silla y a grito herido: Árbitro hijuexxhhhttt, Árbitro mal…sxhhhttt por 30 segundos.

Se sienta y me dice:

¿Papá, ya nos podemos ir para la casa?

No iban ni siquiera 2 minutos del partido.

«Hay una diferencia abismal entre lo que creemos estar vendiendo y lo que el mercado realmente nos está comprando»

Justo a la derecha, te puedes suscribir a mi newsletter, te llega a tu correo. Muchos consejos y experiencias sobre ventas y negociación, lo que hacen las empresas que consiguen resultados de manera consistente.

Suscribirse es gratis, darse de baja también.

Cuando empiezo a trabajar con una empresa nueva, me sucede algo con mucha frecuencia justo después de que sirven el primer café. 

Es común que reuna al equipo directivo y les diga, saquen una hoja y escriban la propuesta de valor de la compañía. 

No es extraño encontrarme con respuestas muy diferentes entre ellos mismos, con definiciones que no tienen ninguna relevancia ni le generan algún tipo de diferenciación en sus mercados.

«Si tu equipo no tiene claramente definida la propuesta de valor, tus clientes no la perciben, cuando esto sucede tendrás que dar el menor precio para conseguir el negocio»

Ya sabes, justo a la derecha, te puedes suscribir a mi newsletter, te llega a tu correo. Una vez por semana, nada más que eso.

Me encuentro también con quienes quieren vender caracteristicas de sus productos o servicios, con quienes aun consideran que lo que su mercado objetivo esta buscando es experiencia, calidad o servicio.

Los que quieren ser todo para todo el mundo y ofrecen su portafolio completo a todos por igual sin entender ni que es lo que quieren ni mucho menos lo que sus posibles clientes puedan estar realmente necesitando.

Sacan conclusiones propias sin ni siquiera escuchar al mercado.

«A las empresas les importa muy poco quienes somos, qué hacemos o que experiencia tenemos, lo que verdaderamente les importa es lo que podemos hacer por ellos»

Todos los días recibo correos electrónicos y mensajes por LinkedIn, que dicen más o menos esto:
Hola Miguel, trabajo en la compañía «ACME» (por el correcaminos) tenemos XX años de experiencia, contamos con los mejores productos basados en nuestro servicio y calidad que lo garantiza.

¿Te parece que nos demos una oportunidad esta semana, qué día te queda mejor?
Qué venga con mi nombre, no quiere decir que sea para mi.

«Es cómo escribir una carta de amor a alguien y que el encabezado diga: A quién corresponda»

Cómo lo hacemos 

Creando sistemas para las empresas, totalmente estructurados, basados en lo que hacen las empresas que consiguen resultados a través de la generación de valor para su mercado.

Respaldamos su gestión comercial y de negociación, sin esos planes de acción ni capacitaciones eternas que cuestan dinero y nadie ejecuta.

Es diferente que te digan cómo hacerlo, a que te acompañen a volverlo una realidad.

Previous
Next

Como nos califican. 

Net Promotorer Score. NPS: 92%

Las empresas generalmente mueren de suicidio, no de homicidio.